Estrategias para Seleccionar Acciones (Informe 7)

 

Seleccionar acciones Informe 1 El ABC 12.08.14

 

Inversión por los Ingresos (Income Investing)

 

 Cuando los inversores piensan en ingresos estables, comúnmente pensamos en valores de renta fija como los bonos. Sin embargo, las acciones también pueden proporcionar un ingreso fijo mediante el pago de un dividendo sólido. Aquí nos fijamos en la estrategia que se centra en la búsqueda de este tipo de acciones.

 ¿Quién paga los dividendos?

Los inversores de renta, por lo general terminan centrándose en las empresas más antiguas, y más consolidadas, que han alcanzado un cierto tamaño y ya no son capaces de mantener mayores niveles de crecimiento. Estas empresas generalmente no se encuentran más en el periodo de rápida expansión y en lugar de reinvertir las utilidades retenidas (como muchas compañías en crecimiento lo hacen), estas empresas maduras tienden a pagar utilidades retenidas en concepto de dividendos, como una manera de proporcionar un retorno a sus accionistas.

Por lo tanto, los dividendos son más importantes en ciertas industrias. Las empresas de servicios públicos, por ejemplo, históricamente han pagado un dividendo bastante interesante, y esta tendencia debería continuar en el futuro.

 

Rendimiento por Dividendo   

Invertir en ingresos, no se trata sólo de invertir en empresas con los más altos dividendos en números. La medida más importante es la rentabilidad por dividendo, calculada dividiendo el retorno anual por acción, por precio de la acción. Este indicador mide el rendimiento real que un dividendo le da al dueño de las acciones. Por ejemplo, una empresa con un precio por acción de $ 100 y un dividendo de $ 6 por acción tiene una rentabilidad por accion del 6%, o 6% de rentabilidad por dividendos. La rentabilidad por dividendo media de las empresas en el S & P 500 es de 2-3%.

Pero los inversores por ingresos, demandan un rendimiento muy superior al 2-3 %. La mayoría está buscando un rendimiento mínimo del 5-6%. En una inversión de 1 millón de dólares, produciría un ingreso (antes de impuestos) de US$ 50.000 – US$ 60.000. El principio rector de esta estrategia es, probablemente, muy clara: encontrar buenas empresas con una de rentabilidad por dividendo alto, para recibir un flujo constante y predecible de dinero en el largo plazo.

Otro factor a considerar en la rentabilidad por dividendo, es la política de dividendos que la empresa ha mantenido en el pasado. Los inversores que invierten por ingresos, deben analizar si una empresa puede continuar con su política de dividendos. Si una empresa ha aumentado recientemente su dividendo, asegúrese de analizar esa decisión. Un gran aumento, por ejemplo del 1,5% al ​​6%, en un período tan corto como un año o dos, puede llegar a ser demasiado optimistas y no sostenible en el futuro. Cuanto más tiempo la empresa ha estado pagando un buen dividendo, es más probable que continuará haciéndolo en el futuro. Empresas que han tenido los dividendos estables en los últimos cinco, 10, 15 o incluso 50 años, es probable que continúe la tendencia.

 

Un ejemplo

 

Hay muchas buenas empresas que pagan grandes dividendos y también crecen a un ritmo respetable. Quizás el mejor ejemplo de esto es Johnson & Johnson. De 1963 a 2004, Johnson & Johnson ha incrementado su dividendo cada año. De hecho, si usted compró las acciones en el año 1963 la rentabilidad por dividendo de sus acciones iniciales han crecido aproximadamente un 12% anual. Treinta años después, sus ingresos por dividendos solamente, han conseguido un retorno del 48% anual sobre sus acciones iniciales.

Si estudiamos el  precio de las acciones de Johnson & Johnson (ajustado por diferencias y pagos de dividendos), nos demuestra el poder de la combinación de rentabilidad por dividendo y valoración de la empresa.

Partiendo de una base $ cero, del precio de las acciones en 1985, llegamos a $ 60, en el 2005, considerando el valor ajustado por diferencias y pagos de dividendo. Esta evolución, responde a las preocupaciones de aquellos que simplemente descartan invertir en ingresos como un estilo de inversión muy defensiva y conservadora. Cuando una inversión inicial se aprecia más de 225 veces (incluyendo dividendos) en unos 20 años, pueden ser tan “sexy” como cualquier otra.

 

Los dividendos no lo son todo

 

Nunca se debe invertir únicamente sobre la base de los dividendos. Tenga en cuenta que los dividendos altos no indican automáticamente una buena compañía. Debido a que son pagados con los ingresos netos de una empresa, los mayores dividendos pagos, se traducirán en una menor reinversión. El problema surge cuando los ingresos, que habría sido mejor reinvertir en la empresa, en su lugar van a repartir altos dividendos.

La estrategia de inversión por ingresos es algo más que un buscador de acciones para encontrar las empresas con el mayor rendimiento de dividendos. La importancia de estos rendimientos, solo  valen la pena si son sostenibles. Los inversionistas por  ingresos deben estar seguros de analizar cuidadosamente las empresas, comprando solamente aquellas que tengan  buenos fundamentos.

Como todas las otras metodologías en este trabajo, la estrategia de inversión en ingresos no tiene una fórmula establecida o fija para la búsqueda de una buena compañía. Para determinar la sostenibilidad de los dividendos por medio del análisis fundamental, cada inversor individual debe utilizar sus habilidades propias de interpretación y juicio personal, por esta razón, no vamos a definir lo que sería una “buena compañía”.

 

Selección de acciones, no asegura renta fija

Algo para recordar es que los dividendos, no es equivalente a un menor riesgo. El riesgo asociado con cualquier valor de renta variable, también se aplica a aquellos con rendimientos altos por dividendo, aunque el riesgo se puede minimizar seleccionando empresas sólidas.

 

Impuestos Impuestos Impuestos

 

Una nota final importante: en la mayoría de los países y estados / provincias, los pagos de dividendos son gravados con una tasa igual con la que es gravado su salario. Por lo tanto, estos pagos tienden a ser más onerosos que los de ganancias de capital, en consecuencia,  este es un factor que reduce su rendimiento global.

 

Próximo Informe 8:  Siete Criterios: CAN SLIM

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *