La humanidad acaba de aterrizar una nave espacial en un cometa


NYT_comet_manhattan_comparison Rosetta 13.11.14

 

 

Después de 10 largos años de viaje en el Rosetta y una caída de 7 horas hacia su destino, el módulo de aterrizaje Philae se anclo en la superficie de un cometa

Justo después de las 11 ET, la sonda Philae de La Agencia Espacial Europea (ESA) se puso en contacto con la superficie de un cometa. La sonda de 250 libras se instaló en un espacio de 2.5 kilómetros de largo.
Philae abandonó la Tierra hace una década, a costa de un paseo en el orbitrador Rosetta de la ESA. Hace aproximadamente siete horas, la sonda del Rosetta comenzó a caer hacia su objetivo, un cometa llamado 67P / Churyumov-Gerasimenko.

 

Aunque se seleccionó el lugar de aterrizaje para asegurar mínimos problemas, era posible que la Philae no se pegara en el aterrizaje – especialmente después de que el jefe de Rosetta Lander, Stephan Ulamac, dijo ayer que los propulsores de estabilización de la Philae, tal vez no trabajen perfectamente.
“Todos ustedes están al tanto de la noticia que Philae ha aterrizado”, dice Jean-Jacques Dordain, director general de la ESA. “Este es un gran paso para la civilización humana. “

 

La señal de telemetría registrada en el Centro Europeo de Operaciones Espaciales de Darmstadt llegaba después de siete horas de suspenso y de más de veinte minutos de rostros adustos en los que no hubo comunicación con el modulo.

 

Los arpones destinados a anclar la Philae no saltaron, por lo que a pesar de que sabemos con seguridad que está en la superficie, es posible que no se quede allí, dijeron funcionarios de la ESA. El equipo ahora está buscando la manera de solucionar el problema para que vuelvan a funcionar los arpones para asegurarse que la sonda se fije en la superficie. De todos modos el aterrizaje fue suave.

Ninguna nave espacial ha tenido nunca un aterrizaje controlado en un cometa, aunque Deep Impact de la NASA estrelló una sonda en 2005 para averiguar los componentes-núcleo del cometa.
Una vez lanzado el Rosetta, en 2004, orbitó la tierra tres veces, utilizando la gravedad de nuestro planeta para propulsarla a la velocidad requerida para alcanzar el 67P. Rosetta es alimentado por paneles solares, pero, en su punto más alejado del sol, consiguió sólo el 3 por ciento de la luz solar que recibimos aquí en la Tierra. Para ahorrar energía, los científicos diseñaron una especie de hibernación, con sólo las funciones más vitales en funcionamiento. En enero, Rosetta se despertó, y en agosto, alcanzo el cometa 67P / Churyumov-Gerasimenko.

 

Los cometas son trozos de hielo de la roca sobrante de la formación de los planetas. Son importantes para investigar porque los trozos de hielo de rocas son restos de la formación de los planetas, hace más de 4,6 millones de años.

 

“Los cometas tienen la belleza de haber conservado los ingredientes con los que formó el sistema solar”, dijo Jean-Pierre Bibring, científico principal de Philae. Las moléculas complejas se cree que son los bloques iniciales de conformación de la vida que pueden haber sido conservados en el hielo de 67P, según Bibring.

 

El Philae tiene una autonomía de un poco más de 60 horas a plena potencia para ejecutar experimentos usando sus 10 instrumentos de a bordo antes de que sus pilas se agoten. Si el módulo de aterrizaje no se ha quedado atascado a la sombra, los paneles solares de Philae recargan la nave.
Rosetta ya ha reunido una cantidad de información sin precedentes sobre 67P. Ningún cometa ha sido tan analizado. El cometa ya ha proporcionado una serie de hallazgos sorprendentes, empezando por su forma. Entre los gases que Rosetta ha detectado que surgían del cometa son significativos el sulfuro de hidrógeno (olor a huevos podridos), amoníaco, metano, cianuro de hidrógeno, dióxido de azufre y formaldehído. “Puede ser que no sean olores que algunos de nosotros opten por usar”, dijo el Dr. Taylor. También ha estado observando al 67P como aumenta la temperatura de la superficie mismo y rocía agua hacia afuera. Rosetta detecto inicialmente 0,3 litros de agua que salen de la cometa cada segundo, dijo el Dr. Taylor. “Esto va en aumento”. “Estamos hablando de kilos por segundo que salen ahora.” (Un litro de agua tiene una masa de un kilogramo.)

 

A mediados del año que viene, el cometa lanzara cientos de litros de agua por segundo, dijo el Dr. Taylor.
Rosetta, que costó € 1,4 mil millones (alrededor de $ 1750 millones), acompañará al 67P alrededor del sol y puede suministrar varios años de datos. Su misión termina en diciembre de 2015, que vuele con el cometa hasta su paso más cercano con el sol en agosto, según la ESA.

 

Después de tres sobrevuelos de la Tierra a pesar de alcanzar velocidades cada vez más rápidas para llegar a su objetivo, Rosetta estaba tan lejos del Sol que sus paneles solares no podían generar suficiente electricidad, en consecuencia fue puesto en hibernación por dos y años y medio.

Para el alivio de los administradores de la misión, Rosetta despertó como estaba previsto en enero. En agosto, finalmente se detuvo al lado de la cometa, el 67P / Churyumov-Gerasimenko, volando cerca del sol a 34.400 millas por hora. Entonces comenzó a intentar su más grande hazaña: dejar caer un pequeño módulo de aterrizaje sobre el cometa.

 

Para controlar el rebote del módulo durante el aterrizaje, unos propulsores dispararán durante 15 segundos, presionándolo contra la superficie y un arpón se lanzara sobre el cometa para anclar el Philae. Una vez logrado, si el polvo y el gas que sube del cometa no oscurece demasiado la luz del sol, los paneles solares de Philae recargan las baterías lo suficiente como para proporcionar la observación de una hora cada dos días.

 

Una vez soltado Philae, los administradores de la misión sólo pueden ser espectadores impotentes. Los propulsores no son capaces de hacer cualquier corrección a medio camino. “No podemos dirigir activamente la trayectoria del aterrizaje en el descenso”, dijo Andrea Accomazzo, el director de vuelo. “Esa es la parte que más me preocupa, porque no tengo el control.”

Finalmente completemos la nota destacando que la Estación de Seguimiento de la Agencia Espacial Europea en Mendoza fue la principal responsable de establecer las comunicaciones con el módulo Philae al momento del “acometaje” en el 67P.

Desde esta estación de seguimiento de la ESA, ubicada en Malargüe, Mendoza-Argentina, un grupo de especialistas argentinos participó de la misión haciendo el seguimiento del “acometaje”.

“Nosotros fuimos la estación principal que estableció las comunicaciones con Rosetta en el momento del acometaje del Philae en el 67P”, explicó Diego Pazos en diálogo con el canal de noticias TN, quien agregó que la NASA en los Estados Unidos y Europa “fueron respaldo de esta estación”.

“Nosotros, durante una parte del día, somos la estación principal y la segunda estación principal es la que está en Australia, con la cual se da cobertura a Rosetta cuando no tenemos visibilidad desde Argentina”, explicó.

Pazos destacó la importancia de la misión Rosetta, en especial el “desafío técnico” que implicó para la Agencia Espacial Europea, es decir, “el de emprender un viaje de tantos años, 10, apagar una sonda y encenderla y que esté en el lugar que tiene que estar, lograr orbitar el cometa y, como punto final, acometarlo, poder posarse sobre el mismo, que fue lo que sucedió ayer”, sostuvo.

“Nosotros trabajamos para una empresa, Telespazio Argentina, que es la que hace los servicios de mantenimiento y operación de esta estación, pero además participan la Comisión Nacional de Actividades Espaciales, el Ministerio de Planificación y Arsat, que nos provee las comunicaciones con Buenos Aires”.

Juan Pablo Galera, otro de los ingenieros responsables del seguimiento de la misión, señaló que fue un momento “muy emocionante” cuando supieron que el Philae había logrado posarse exitosamente sobre el cometa.

Fuentes de información

The Verge

http://www.theverge.com/2014/11/12/7204373/humanity-just-landed-a-spacecraft-on-a-comet

 

The New York Times

http://www.nytimes.com/2014/11/11/science/space/philae-lander-nears-a-cosmic-touchdown.html

INFOBAE

http://www.infobae.com/2014/11/13/1608555-los-argentinos-que-son-parte-la-mision-rosetta

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *