Sin un cambio serio, la deuda de Gran Bretaña está en camino de estallar al estilo de Grecia

Deuda GB el Abc 30.01.15

 

El principal titular de los diarios del 26 de Enero, estaban destinados a las elecciones griegas. Un partido político griego izquierdista, con políticas anti-austeridad, ha sido lanzado al gobierno por los votantes que se rebelan contra años de austeridad paralizante y control alemán.

Lo primero que se nos ocurre es pensar: ¡Qué lío con los griegos! ¿Cómo su deuda creció tanto? Quiero decir, cada ciudadano griego es responsable de € 30.000 de la deuda nacional. Y ahora lo que quieren es saltar toda la deuda, pero mantener el euro. Para todos los europeos, Grecia está en un barco totalmente equivocado. “Eso es una vergüenza. ¡Pero no tiene nada que ver con nosotros! ” Bueno, si esto es lo que pensamos, tengo malas noticias. El Reino Unido y los demás países, incluso Alemania, no son tan diferentes de Grecia, como nos quieren hacer creer.

Una deuda alta por el cielo, no es sólo un tema griego De todos modos, no se puede negar que Grecia ha profundizado el desorden, mucho más que otros países occidentales. Solo observemos su deuda pública, ahora alcanza al 175% del PIB. Pero la verdad es que la mayoría de las economías occidentales están viajando en la misma dirección que Grecia. La deuda nacional va en aumento en todos los ámbitos. Si pensamos en Europa, el drama griego podría ser el principio.

Y basta con ver al Reino Unido. A pesar de un enfoque muy marcado hacia la austeridad, ¡Osborne no puede equilibrar las cuentas! Me parece absolutamente increíble ver que bajo el actual gobierno de la deuda pública se ha duplicado, más o menos, durante los últimos cuatro años. ¿No es asombroso pensar que hace unos años, el monto de la deuda pública llegaba al 40% del PIB? Sin embargo, ahora estamos en más del 90%. A este ritmo, no pasará mucho tiempo para que alcancemos el mismo barco que Grecia. Todo hace pensar que con la llamada “austeridad” estamos igual que el año pasado.

Sumemos el interés acumulando de la deuda. Si no cambiamos los hábitos de gastos, no está muy clara la solución. Se podría pensar que el tema es evidente, pero no es así. Nos gusta la charla de la austeridad de Osborne. Pero no queremos pensar en la realidad: la deuda pública y el endeudamiento público sigue creciendo. Parece que nos estamos engañando. Hacemos oídos sordos a lo que está sucediendo.

Es una triste verdad, nadie parece tener mucho interés por los problemas reales. Bueno, casi nadie. La semana pasada, la periodista Merryn de MoneyWeek abordó algunas de las cuestiones clave de la actualidad con Paul Hodges, presidente de la consultora internacional eChem.
Realmente pone de relieve cómo deliberadamente ignoramos los problemas reales a nuestro propio riesgo. Como Paul Hodges menciona, en Gran Bretaña hay un gran elefante en la habitación, se refiere a la situación demográfica. El conjunto de Occidente parece ignorar la realidad evidente y no podemos darnos el lujo de seguir como estamos. Muy pronto vamos a estar mirando a un tercio de la población económicamente activa que está manteniendo a los otros dos tercios.

Lo sentimos, pero simplemente no funciona. La semana pasada, escribí sobre la parodia de bonos de pensionistas. En mi opinión, son un síntoma importante de este problema subyacente. Y en lugar de afrontar el problema, Osborne se centra en mantenerse en el poder, ofreciendo una concesión a los pensionistas ricos (que, no por coincidencia, son sus votantes predilectos).

No somos tan diferentes como nos gustaría ser Parece ridículo considerar que aquí, en el Reino Unido, estamos en un agujero tan profundo como los griegos. ¿Te acuerdas de que € 30.000 cifra que mencioné al principio? Bueno, estimemos casi un trillón y medio de libras en deuda del gobierno británico. Dividirlo entre 64 millones de personas. ¿Qué se obtiene? £ 21,875 por hombre, mujer y niño. Si lo convertimos a euros, llegamos… a unos treinta mil cada uno! Un día todos tendremos que despertar a esta realidad. Si los políticos no van a dejar de tratar a los electores como niños inocentes, incapaces de enfrentar la verdad, entonces vamos seguramente enfrentamos a nuestro propio “momento griego”, cuando la deuda se vuelva mucho más difícil de soportar.

Bengt Saelensminde The Right Side – 26 de Enero,2015

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *