Como puede mejorar la clase media según Larry Summers

Clase media el ABC 17.02.15

Hay un reconocimiento creciente que a los directores ejecutivos se les paga demasiado, que los accionistas están embolsando una parte demasiado grande de los beneficios, y que los altos niveles de desigualdad son malos para el crecimiento económico.

A pesar que los trabajadores cada vez ganan mas, sin embargo la brecha entre los ricos y el resto sigue creciendo, dentro de los países y de las empresas por igual.
El aumento de la desigualdad de ingresos es una característica de la mayoría de las economías avanzadas, por lo cual debemos hacer algo al respecto.

 

A continuación, la respuesta de Larry Summers (HBR) y Ed Balls (Parlamento Britanico), responsables del Centro para el Progreso Americano. La respuesta a la desigualdad y el estancamiento de los niveles de vida es denominado “prosperidad inclusiva“, un programa económico centrado en el crecimiento de la clase media.
¿Cuál es la prosperidad inclusiva y por qué los ejecutivos y dueños de negocios la tienen tan encuenta?

Prosperidad inclusiva se refiere a la idea de que el crecimiento – un crecimiento que sea incluyente, beneficia a la clase media – es esencial para las naciones si pretenden crecer.

 

Sin un crecimiento de la clase media, las instituciones pierden legitimidad. El ejemplo americano se degrada. El terreno es fértil para la revuelta populista. La deuda se vuelve mucho más difícil de manejar y el cinismo corroe el funcionamiento de la sociedad.
Creo que es una lección de la historia que los negocios tienen éxito o fracasan con las naciones. Es muy difícil para cualquier empresa sea altamente exitosa basado en un país cuya economía nacional se está estancando. Y es mucho más fácil para las empresas a tener éxito cuando una sociedad está funcionando bien.

 

¿Puede el sector privado crear una economía más inclusiva o es responsabilidad politica resolver el problema?

Los marcos de derecho público están en la base del funcionamiento de las empresas. Eso significa tomar medidas enérgicas contra los paraísos fiscales que dan a algunas empresas una ventaja competitiva. Eso significa que el fortalecimiento de la regulación está poniendo presión competitiva para aquellas empresas que escatimam en seguridad, al negar a los trabajadores prestaciones básicas, o al operar con grados peligrosos de apalancamiento que financieramente cuestionan su gestion. Ser participes de ciertos beneficios, como pagos universales a la familia , sirve a los intereses de los buenos empleadores contra los empleadores tramposos, que obtienen una ventaja por escatimar en prestaciones básicas.
¿Qué cambiaría sobre la relación entre las empresas y los trabajadores en una economía más inclusiva?

Creo que tenemos que animar a los empresarios a tomar decisiones basadas en algo más que la reducción salvaje de costos. Durante el tiempo que estuve como presidente de Harvard, instituimos una política que si la universidad subcontrataba alguna función, como, por ejemplo, servicios de limpieza o servicios de cafetería, aquellos a los que subcontrabamos tenían que pagar los mismos salarios que la universidad pagaba. Eso no significaba que no había que tener prejuicios contra la tercerización si era más eficiente, pero significaba que estábamos nivelando el campo de juego y la contratación externa no era solamente una ventaja para mantener bajos los salarios.

 

Espero que cada vez más empresas vean primariamente, la necesidad de invertir, por en su propio interés, en su fuerza de trabajo. Por ejemplo, vemos estudio tras estudio que los programas de licencia familiar reducen el estrés de los trabajadores y permiten a los mismos a seguir trabajando en formas que no solo benefician al trabajador sino también su empleador.
La relación de las empresas con la mano de obra debe aggiornarse. La experiencia sugiere que donde se dan responsabilidades a los trabajadores, donde se dan mas opiniones sobre sus condiciones de trabajo o de la forma en que trabajan , la productividad aumenta ostenciblemente.
Tambien hay evidencias que llevan a la conveniencia que el reparto de beneficios es una forma de emancipar y motivar a los trabajadores. Y hay incluso alguna sugerencia creciente en donde los líderes corporativos que mantienen una filosofía de trabajo en equipo , tienden a limitar pagar diferencias dentro de una empresa y si predominan la idea de que todo el mundo debe compartir en el éxito y el fracaso, para obtener mejores resultados.

 

 

¿Qué opina de trabajar independientemente y la economía del compartir y de la idea de que el contrato entre las empresas y los trabajadores está cambiando?

Soy un creyente en la economía de compartir. Ciertamente veo enormes eficiencias próximas y las mejoras en los resultados económicos procedentes de los esfuerzos para implementar las economías de los recursos de vivienda de manera más eficiente a través de empresas como Airbnb o recursos de transporte más eficiente a través de empresas como Uber y Levante.
Creo que gran parte de la forma en el capitalismo se mueve hacia adelante es a través de la innovación organizativa, así como a través de la innovación tecnológica y la llamada economía del compartir representa un importante ejemplo de eso.
Al mismo tiempo, en la elaboración de nuestras instituciones sociales, tenemos que reconocer que si los trabajadores van a tener condiciones más flexibles de empleo, se va a trabajar en muchos casos de forma más irregular y para diferentes empleadores, que el suministro de una red de protección social básica es algo que va a hacer menos por los empleadores y que habrá un papel importante para el gobierno , para cubrir el desfasaje.

 

¿En su opinión, que cambios deberia haber en el manejo corporativo? Me llamó la atención que en un panel de discusión en Davos, el periodista del FT, Martin Wolf, pregunto a los presentes , quienes de ellos consideraban que la maximización de valor de las acciones estaba dentro de los intereses de la economía en general.
En Davos, el 70% de los que respondieron a la pregunta dijeron que no sentían que era primordial dentro de todos temas importantes en la economia.
Creo, en general, que los derechos de propiedad son inmensamente importantes y me baso en la idea que las empresas se deben fijar en el beneficio de sus propietarios. Y creo que los esfuerzos para alinear los que están manejando negocios con los intereses de los propietarios de los accionistas son lineamientos positivos.
Pero tengo la preocupación que en la actualidad, nuestras instituciones proporcionan incentivos excesivamente altos que beneficiarán a cotización de las acciones en el muy corto plazo y que hay insuficientes incentivos para la adopción de medidas que beneficien a la empresa y los accionistas y grupos de interés en el largo plazo.

 

Me inclino con las propuestas de tablas escalonadas de directores .Simpatizo con propuestas para proveer protecciones particulares para los titulares de largo plazo, y de las empresas que puedan servir como desarrolladores de los planes de inversión a largo plazo de la administración ya que, de hecho, están en los intereses de los accionistas de las empresas.

 

El despiadado darwinismo a corto plazo de los activistas que buscan el éxito ya, no es el camino a seguir. Tampoco, sin embargo, es la creencia de que la gestión debe ser totalmente independiente de confianza de los resultados que se van generando. Lo que necesitamos es encontrar una manera de que los miembros activos, críticos, se sienten el la mesa de las corporaciones.
¿Algo más que quiera agregar?

Sólo una cosa. John Kennedy en su discurso inaugural dijo la famosa frase, “No preguntes lo que tu país puede hacer por ti, pregunta qué puedes hacer por tu país.”
Eso fue una expresion razonable que provocó una gran respuesta en un momento en las la clase media estadounidense habían crecido rápidamente.

 

Cuando millones de familias estaban disfrutando de los beneficios del sistema de autopistas interestatales. Cuando una generación había sido educado por el GI Bill. Cuando millones de familias estaban cumpliendo con su versión del sueño americano viviendo en su casa en los suburbios gracias a la FHA y una serie de inversiones públicas exitosas.
Actualmente es mucho más difícil hacer un llamamiento a los estadounidenses, la economía nacional no esta para ofrecer el aumento de los niveles de vida de la manera que fue hecho en aquel momento para la clase media.

 

Walter Frick – February 9, 2015

https://hbr.org/2015/02/larry-summers-on-what-business-can-do-to-save-the-middle-class/

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *