La evolución del mercado de juegos

Las  Vegas El ABC 07.07.15

El tipo de juego que lo llevo a visitar Las Vegas, tiene una larga y colorida historia. Aunque comúnmente se conoce la evolución del mercado de juegos  como juegos de azar, el juego es el término aceptado para describir el negocio. Por la misma razón, los casinos utilizan chips en lugar de efectivo. Es más fácil que usted pueda desprenderse de los chips, ya que no se ven ni se sienten como dinero real.

Existe la presunción que Estados Unidos nunca habría llegado a progresar, si el juego legalizado no hubiera existido. El primer asentamiento en Jamestown, Virginia, fue parcialmente financiado por la lotería. Las 13 colonias originales tenían establecidas loterías y se consideró un deber cívico participar en ellas para incrementar los muy necesarios ingresos. Sin esas loterías, muchas iglesias y bibliotecas no se han construido. Los padres fundadores, como Washington y Franklin, apoyaron a las loterías para varios proyectos que beneficiaron al bien público. Días de frontera Cuando los colonos comenzaron la migración hacia el oeste durante los años 1800, el espíritu de la frontera y los juegos estaban estrechamente relacionados. La época se caracterizó por el oportunismo, la aventura, la asunción de riesgos, y las altas expectativas. Las carreras de caballos, peleas de gallos, loterías públicas y los casinos pequeños, se convirtieron en parte de la cultura de la frontera que se creaba junto con los vaqueros y cazadores de fortuna. Salones y tabernas, dados y juegos de cartas se convertirían más tarde en productos básicos de los casinos lujosos del futuro. Debido a su ubicación estratégica al pie del río Mississippi y la importancia como un puerto clave del sur, Nueva Orleans se convirtió en centro de juegos para los comerciantes, agricultores y comerciantes. Las barcas y barcos de vapor llevaban a los pasajeros y a los jugadores profesionales que iban en busca de entretenimiento y que tenían dinero para gastar. Mencionemos que hubo oposición a los juegos de azar, en razón de puntos de vista morales y religiosos, y algunos estados finalmente prohibieron las loterías.

 

Salvaje Oeste El boom minero y los ferrocarriles dieron paso a una nueva era del juegos, tanto como el oro y la plata, también, impulsaron el crecimiento de los estados del oeste y los territorios. San Francisco se convirtió en la capital del juego nuevo. Cualquier tienda de campaña sirvió como un casino en el viejo Oeste y se alquilaba por US $40.000 al año, pagaderos en oro en polvo. Fue aquí donde se inventaron las maquinas de juegos en 1895, que fueron prohibidas en California en 1911.
La represión de juegos de azar en California impulsó una mayor actividad en la vecina Nevada. Aparte de las carreras de caballos (permitido en algunos estados), los juegos de azar, estaban prohibidos en la mayor parte del país, salvo en Nevada. Nuevo México y Arizona se vieron obligados a cerrar sus casinos con el fin de convertirse en estados en 1912.

 

Edad Moderna La Gran Depresión permitió el retorno de los juegos a otros estados como fuente de nuevos ingresos y una forma de estimular la economía. Mientras se extendía el juego y se aprobaba la prohibición, el crimen organizado vio una nueva oportunidad para desarrollarse. Como las fuerzas de seguridad reprimieron el juego de la Costa Este, los mafiosos se trasladaron al oeste a lugares más seguros, como California y Nevada. Nevada legalizó la mayoría de las formas de juego en 1931 y fue en busca de capitalizar la expansión impulsada por las limitaciones Hoover. Uno de los mafiosos, Benjamin “Bugsy” Siegel, invirtió en la construcción de Hotel Flamingo de Las Vegas Boulevard y hasta supervisó la terminación de la construcción. Inaugurado en 1946, se anunciaba como el hotel más lujoso del país y se convirtió en la base de desarrollo de la ahora famosa “zona”. Atrajo a estrellas de cine y artistas famosos, así como más mafiosos que buscaban entrar en la acción. Como resultado de las audiencias y las investigaciones de muchos gobiernos, la influencia criminal en la industria del juego disminuyó gradualmente.

 

En 1976, Atlantic City, Nueva Jersey, legalizo los juegos de casino para estimular la inversión y la renovación de su paseo costanero. Como en el pasado había sido un popular destino turístico, el objetivo era volver a proporcionar a los nordestinos una razón para gastar su dinero localmente y revitalizar la costa de Jersey. Más recientemente, loterías multiestatales y juegos on-line han crecido rápidamente, dentro de empresas multimillonarias.

 

Finanzas La mayoría de los grandes casinos de hoy en día son de propiedad y operados por empresas multinacionales, que cotizan en bolsa. Los nuevos hoteles-casinos son mega-resorts que ya no atienden exclusivamente a los jugadores, y han creado nuevas fuentes de ingresos que no existían hace 20 años. Esto incluye centros comerciales de lujo, spas, restaurantes de clase mundial y entretenimiento familiar.
Si bien el crecimiento en los Estados Unidos se estancó durante la recesión, la región de Asia-Pacífico no muestra signos de desaceleración. PriceWaterhouse-Coopers (PWC) informó que los ingresos por el juego en los Estados Unidos en el 2010, fue de alrededor de $ 57,5 ​​mil millones, y la compañía proyecta un crecimiento anual del 5% hasta el año 2015. Los ingresos del 2010 de Asia-Pacífico fueron de alrededor de $ 34,3 mil millones, con un crecimiento anual proyectado de 18,3% durante el mismo período. Para el año 2015, PWC estima que la región de Asia-Pacífico superará a Estados Unidos con ingresos de alrededor de $ 79,3 mil millones frente a $ 73,3 mil millones.
El estudio de PWC atribuyó el crecimiento de Estados Unidos a la expansión de los casinos regionales y a la mejora prevista en la economía. Tanto sea Massachusetts, que se esta uniendo al mercado de los casinos y juegos de mesa, también, se están introduciendo y ampliado en otros estados como Delaware, Virginia Occidental, Nueva York y Pensilvania.

 

Nevada fue duramente golpeada por la recesión, que también devastó el mercado inmobiliario. Los ingresos por el juego, en todo el estado, habían alcanzado cerca de $ 13 billones en 2007, cayeron a aproximadamente $ 10,4 billones en 2010. Este descenso abarco toda la economía local e impulsó la tasa de desempleo a más del 13% en julio de 2009. No se espera alcanzar el nivel de 2007 hasta el año 2015. El futuro es aun más sombrío para Atlantic City, que alcanzó un máximo de ingresos de alrededor de $ 5,2 billones en 2006 y se redujo a cerca de $ 3.6 billones en 2010. PWC espera una nueva disminución a $ 2,8 billones en el año 2015, como consecuencia de la feroz competencia de los casinos del Nordeste vecinos. Conclusion

 

Hay pocos negocios que dependan de la renta disponible más que el negocio del juego. Las Vegas depende en gran medida de los visitantes del sur de California. Las visitas han disminuido, posiblemente como resultado del aumento del precios de la gasolina y por el desempleo, así como la disminución de los precios inmobiliarios. California carga con una deuda enorme y las empresas han salido del estado para localizarse donde los impuestos sean menores.
Además, las empresas redujeron las convenciones y las conferencias de negocios, que constituían una parte significativa de sangre de Las Vegas. Con una economía tan dependiente de la industria del juego, el impacto financiero ha sido grave. Se necesita una recuperación económica sostenible antes de que Las Vegas pueda volver a sus días de gloria.

 

Michael Sanibel

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.