12 motivos para crear un eCommerce de un negocio físico y vender online

Ecommerce El ABC 8.09.15

Aumentar las ventas es siempre un desafío para cualquier emprendimiento. Dar los primeros pasos en el mundo online requiere de un estudio del escenario de mercado y de una inversión mínima para empezar un emprendimiento de forma sustentable.

El e-commerce viene creciendo a pasos agigantados en Latinoamérica: durante 2013, las tiendas online crecieron alrededor de un 31% y anualmente se suma más de 2 millones de nuevos compradores.
Solo en Argentina, la venta online aumentó un 48,5% lo que representa más de 12 millones de personas comprando online.
Tienda Nube, el servicio pensado para que pymes, pequeñas – medianas y grandes empresas puedan crear sus propias tiendas online para vender de manera fácil, rápida, eficiente y con asesoramiento experto, revela 12 motivos por los cuales es indispensable contar con una tienda online.

1. La audiencia está online: Según cifras recientes de Comscore, la audiencia online en América Latina es de 170,5 millones de visitantes únicos. En medio de este gran volumen de personas seguro se encuentra el público objetivo. Contar con una tienda online y utilizar el aporte de SEO (optimización para buscadores) y redes sociales como Facebook o Google, indudablemente contribuirá a alcanzar a las personas interesadas en un producto y/o servicio.
2. Búsqueda online, compra offline: Un dato de gran relevancia que estimó la CACE (Cámara Argentina de Comercio Electrónico) es que 9 de cada 10 compradores en Argentina buscan online y comparan en la Web antes de tomar decisiones de compra. Por ello, la presencia online es crucial para captarlos y poder redireccionarlos a la tienda o comercio físico.
3. Ampliar el alcance: Mientras que las tiendas físicas tienen un alcance limitado a un barrio o a lo sumo a una ciudad, una tienda online permite lograr un alcance muchísimo mayor tal como captar un país entero e incluso lograr la expansión mundial.
4. Productos ideales para Internet: Ciertos productos pueden ser encontrados más fácilmente en Internet. Por ejemplo, querer comprar una camiseta de un club de fútbol en una ciudad pero vivir en otra muy lejana puede ser un impedimento para el que desea adquirirla. Del lado del vendedor, también representa un condicionamiento. Para artículos “locales” comprar online es infinitamente más simple y vender online es la respuesta natural a esa demanda.
5. Objetos difíciles de conseguir disponibles a un clic: El mundo virtual brinda la facilidad de poder encontrar el producto deseado sin necesidad de desplazarse a una dirección física. Para las tiendas que venden artículos originales tales como libros clásicos, colecciones, etc., Internet ofrece una enorme oportunidad para ampliar la clientela.
6. Más canales para atender al cliente: Al tener una tienda física es posible estar presente en las redes sociales y brindar un servicio personalizado por mail –además de la atención telefónica-. Con una tienda virtual es posible ir aún más allá. El primer paso es crear una página con “Preguntas Frecuentes” para el sitio. Con esa página la posibilidad de que alguien la vea y necesite de otro canal es menor. Otra alternativa interesante es ofrecer un chat online para atender las dudas principales de los clientes.
7. Horarios flexibles: Una tienda física tiene un horario y días específicos para abrir y cerrar, en una tienda virtual es posible vender las 24hs del día los siete días de la semana. Si los canales de atención tienen horarios distintos, es importante dejarlo claro en el sitio.
8. Factor confianza: La falta de confianza es un punto crítico del e-commerce. Todavía hay personas con temor a los fraudes, robo de datos, etc. En este aspecto, los emprendimientos que nacen de una tienda física tienen la ventaja de gozar de mayor confianza. El cliente sabe que podría concurrir a un lugar que existe.
9. Experiencia en ventas: Tener un negocio físico, garantiza que hay experiencia en ventas. Quien posee una tienda física tiene toda la experiencia necesaria para comenzar a vender online.
10. Hay stock: Si existe un espacio físico, seguramente hay un stock propio. Cuando se decide crear una tienda online, se puede fácilmente organizar el stock y aprovechar ese espacio disponible para ahorrar dinero y capitalizar más oportunidades.
11. Primeros clientes ganados: Una tienda física que agrega el mundo online trae consigo clientes que ya compraron. Por lo tanto, una vez que se inicia un e-commerce, aprovecha para promocionarlo en tu espacio físico, ofrece cupones de descuento para que los visitantes puedan recomendar y también comprar online.
12. Los costos son más bajos: El costo de operar un e-commerce es infinitamente menor que los costos que trae aparejados una tienda física.

12 motivos para crear un eCommerce de una tienda física y vender online

¿Que estrategias debemos llevar a cabo para generar las primeras ventas?
Abrir un negocio online lleva varios pasos: primero puede crearse una tienda online, luego elegir la plataforma para crear el ecommerce, hay que trabajar en el diseño del sitio perfeccionando las fotos de los productos y la identidad visual del mismo, y luego -para ir promocionando el negocio-, se abren los perfiles en redes sociales. Hasta acá ya parece ser un largo trabajo… pero todavía es necesario un esfuerzo más: generar las primeras ventas.
La persistencia y la paciencia son virtudes fundamentales para empezar cualquier proyecto, y para continuar cuando parece que ya se hizo todo lo que había que hacer.

Para generar ventas en una tienda online, hay algunas estrategias que conviene tener en cuenta. Desde Tienda Nube -un servicio pensado para que pymes, pequeñas – medianas y grandes empresas puedan crear sus propias tiendas online- nos ofrecen una serie de ideas para aprovechar el marketing en buscadores y redes sociales para potenciar las ventas de cualquier tipo de emprendimiento que busque entrar al canal online.

1. Abrir una cuenta en Google Places: Esto hace que cuando el negocio aparezca como resultado a una búsqueda en Internet, lo haga junto a datos adicionales como la dirección física, el teléfono y las opiniones de los clientes. Al ofrecer más información a los potenciales clientes, se los ayuda a despejar dudas y aumentan las probabilidades de que se convierta en cliente.
Si se cuenta con un local físico, una buena idea es agregar la dirección en Google Maps para ofrecer más canales de venta al consumidor. Google Maps funciona como un brazo de Google Places, por lo tanto, para incluir la tienda en el mapa del buscador primero habrá que tener creada una cuenta de empresa en Google Places.
2. Trabajar en estrategias de SEO: Al comienzo de un negocio puede suceder que no haya demasiado presupuesto para invertir en marketing, por eso es una buena idea invertir en el SEO de una tienda online. Con estrategias gratuitas de SEO (posicionamiento orgánico en buscadores) es posible aparecer más arriba en los resultados de búsqueda cuando alguien busque algo relacionado a nuestro negocio. Algunas de estas estrategias consisten en incluir palabras clave en el sitio, utilizar metaetiquetas de descripción en todas las páginas, hacer que las imágenes sean accesibles por buscadores, entre otras.
3. Recordar las visitas que provienen de tablets y smartphones: Tener una página adaptable a dispositivos móviles hará que el negocio corra con ventaja respecto de la competencia ya que cada vez son más las personas que acceden a sitios web desde sus celulares o tablets. Hoy en día, 4 de cada 10 personas consultan y comparan precios desde sus dispositivos móviles antes de comprar en las tiendas offline.
4. Ampliar la base de clientes con Facebook: 1 de cada 5 habitantes del mundo ya tienen una cuenta en Facebook, sin duda, el público objetivo de toda tienda online se encuentra en alguna parte de esta red social. Para conseguir las primeras ventas, un buen lugar para empezar es promocionando la marca en Facebook.
5. Incursionar en Pinterest: Se trata de una red social muy visual dado que consiste en compartir imágenes (similar a instagram). La gran diferencia de Pinterest con Instagram es que la primera permite enlazar la imagen a un sitio externo, y aquí radica su gran ventaja: la posibilidad de generar tráfico gratuito hacia una tienda online.
6. Comunicar la marca en 140 caracteres: Twitter sigue siendo una de las redes sociales más utilizadas y útiles para dialogar dinámicamente con los clientes. Hoy en día el consumidor accede a los sitios de a tiempos breves, entre tarea y tarea, mientras espera algo, en un semáforo, etc. Por este motivo, ofrecer contenido en 140 caracteres es una estrategia que definitivamente permite captar la atención de varios.
7. Ampliar los canales con Google: La mayor ventaja de la red social de Google, Google Plus, es que al hacer presencia en la misma se suman puntos de SEO (posicionamiento orgánico en buscadores). Mediante los círculos es posible crear una buena red de contactos, y con los videos en vivo, llamados ‘hangouts’, se puede interactuar con la comunidad de manera más directa y personalizada.
Los buscadores y las redes sociales, bien usados, pueden ser tan útiles para incrementar las ventas como cualquier acción offline, y por lo general tienen un costo menor o incluso nulo. Sin duda, un espacio para aprovechar y no dejar de lado a la hora de hacer crecer un ecommerce.

Tiendas online: Siete estrategias para generar las primeras ventas

Finalmente, hagamos un breve comentario acerca de las plataformas de pago.
De acuerdo con un análisis realizado por MercadoPago, las tiendas online que utilizan plataformas de pago llegan a incrementar sus ventas hasta en un 25%.
“Las plataformas de pago impulsan el crecimiento de todos aquellos que venden por Internet porque brindan a los usuarios la posibilidad de realizar pagos de manera segura y a través de múltiples medios. Datos de la industria indican que los negocios en línea que ofrecen más de 3 medios de pago indudablemente incrementan sus índices de conversión”, comentó José Zazueta, Country Manager de MercadoPago.
“Con las plataformas de pago, la gente puede comprar, incluso desde su celular, utilizando el medio de pago de su preferencia, como puede ser tarjeta de crédito, tarjeta de débito, transferencia bancaria o pago en tiendas de conveniencia, y esto sin duda agrega valor a la experiencia de compra del usuario”, agregó el directivo.
El análisis realizado por MercadoPago muestra que los medios de pago más utilizados por los usuarios son: 70% tarjeta de crédito y débito, mientras que los pagos en bancos y agencias de pago representan el 30%.
De acuerdo con este análisis, los móviles juegan un papel cada vez más importante. En el caso de MercadoPago, el 30% de sus usuarios utilizan su teléfono móvil para realizar pagos.

Plataformas de pago, clave en impulso de tiendas online

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *