MACRI PRESIDENTE: Las 3 amenazas que definen su futuro inmediato y el de todos los argentinos

MacriPresdente 30.10.15  A

Siento que el domingo, los argentinos finalmente tomamos consciencia de hacia dónde se estaba dirigiendo nuestro país. Tras 12 años ininterrumpidos de kirchnerismo, los ciudadanos reaccionamos en las urnas ante tanta corrupción, degradación económica, clientelismo, fraude e inseguridad.

Desde que publiqué “El Fin de la Argentina” en julio de 2011, no hubo un solo día en el que no denunciara cada uno de los desastres que estaba haciendo el kirchnerismo.

(Esa presentación fue premonitoria de lo que sucedió en Argentina: uno a uno, los alertas allí anunciados se fueron cumpliendo:

  • El surgimiento del cepo cambiario
  • La devaluación del peso
  • Una caída histórica de las reservas del Banco Central
  • El nuevo default de la deuda argentina )

 

Por culpa de esas políticas populistas que me encargué de señalar, hoy la Argentina está inmersa en un panorama preocupante, tanto desde el plano económico como social e institucional.

Pero quiero darte una buena noticia: el próximo 22 de noviembre, tenemos la chance histórica de evitar “El Fin de la Argentina”.

E internamente siento que esta es la última oportunidad que tenemos para salvar al país.

En los ’90, cuando la Argentina había resuelto el problema de la inflación y tenía todas las condiciones dadas para convertirse en un país floreciente, dejamos pasar la oportunidad por la corrupción, el endeudamiento y la destrucción del aparato productivo argentino.

En la última década, el kirchnerismo desperdició el contexto internacional más favorable de los últimos 50 años. La soja, el trigo y el maíz (principales exportaciones de la Argentina) alcanzaron sus precios máximos históricos y en lugar de aprovecharlo terminamos envueltos en un conflicto con el campo desperdiciando así una oportunidad histórica (y tal vez irrepetible).

Y ahora siento que si Mauricio Macri gana el balotaje tenemos una última oportunidad de convertirnos en un país próspero.

Pero quiero aclarar dos cosas.

En primer lugar, si bien declaro abiertamente que quiero que Macri gane el balotaje, no pienses ni por un minuto que a partir de ahora en Inversor Global estamos alineados ciegamente con él y su partido.

En caso de que resulte electo, desde el primer día de su gestión vamos a estar atentos a las medidas que tome alertándote de qué puede pasar y criticándolo cuando cometa errores.

La independencia de Inversor Global no está en juego. Porque el único compromiso que tenemos es con nuestros lectores. Desde el primer día, el objetivo que nos planteamos fue ayudar a cada lector a proteger su patrimonio en cualquier contexto. Y así pensamos seguir.

Y en segundo lugar, por más que Macri gane las elecciones, los próximos meses van a ser muy turbulentos para todos los argentinos.

La Argentina ha hecho las cosas tan mal durante tanto tiempo que hemos llegado a una situación límite.

Y lamentablemente, hay cosas de nuestra economía y de nuestra política que no van a cambiar de un día para el otro. He encontrado 3 amenazas muy serias que ponen en juego no sólo al Gobierno de Macri sino también al futuro de todos los argentinos.

Como podés apreciar, estamos ante un panorama complejo e incierto. Somos optimistas con respecto al futuro de la Argentina. Pero también tenemos en claro que Macri va a tener que moverse en campo minado.

 

Amenaza #1:  La infalible Regla del 8%

Esta Regla es la clave para entender cómo funciona la economía argentina.

¿Qué dice puntualmente la Regla del 8%?

Cada vez que el déficit fiscal llega al 8% del PBI… la economía argentina quiebra.

¿En qué gasta dinero el Estado argentino?

En sueldos de empleados públicos (hay casi 4 millones de personas que trabajan en el Estado), en jubilaciones, en empresas como YPF y Aerolíneas Argentinas, en subsidios a las tarifas de servicios como luz y gas, en las transmisiones de Fútbol para Todos y en Planes sociales.

El problema es que cuando ese gasto excesivo por parte del Estado llega a ser equivalente al 8% del PBI, la economía de la Argentina quiebra.

Esto se ha repetido una y otra vez en nuestro país durante los últimos 40 años.

 

Amenaza NRO 1 30.10.15

 

Pasó con el Rodrigazo en 1975.

Pasó con la Tablita de Martínez de Hoz en 1981.

Pasó con el Plan Austral que devino en la Hiperinflación de 1989.

Y por última vez, pasó con la Convertibilidad en 2001.

 

En cada una de las grandes crisis económicas de la Argentina, el déficit fiscal había llegado al 8% del PBI.

Y lo preocupante es que hoy en día el déficit fiscal supera el 7% del PBI.

Es decir, estamos nuevamente al borde del colapso. Por lo que es imperante tomar MEDIDAS URGENTES para bajar el déficit fiscal.

¿Cuál es la manera más rápida y efectiva para hacerlo?

Recortar el gasto público por 400.000 millones de pesos.

Esto significa lisa y llanamente eliminar subsidios, congelar sueldos públicos o bien despedir empleados estatales.

Para darte un ejemplo elocuente: durante el kirchnerismo el Estado incorporó a su nómina a 1.500.000 empleados.

Por eso la pregunta es: ¿se animará Macri a tomar estas medidas tan impopulares sabiendo los costos políticos que pueden a traerle?

Hay algo que es fundamental entender: seguir aplicando las mismas políticas de Cristina es firmar la sentencia de muerte de la Argentina.

Pero cambiar el rumbo económico lamentablemente no parece ser una tarea tan sencilla. Y lo digo específicamente por esto…

Amenaza #2:

Mirá en manos de quiénes están el futuro del próximo Presidente y de todos los argentinos.

Recién vimos que la Argentina necesita sí o sí recortar 400.000 millones de pesos para reducir el déficit fiscal y evitar el colapso de la economía.

¿Sabés quiénes son los diputados que deberían votar a favor de esos recortes?

  • Máximo Kirchner.
  • Andrés “Cuervo” Larroque.
  • Axel Kicillof.
  • Juan Cabandié.
  • Eduardo “Wado” De Pedro.

 

Es decir, si Macri es Presidente, su futuro estará en las manos de los funcionarios más leales a Cristina Kirchner que hay en todo el país.

Y para peor: además del Congreso, La Cámpora controla la otra institución fundamental de la economía argentina.

En los últimos 12 meses, el Directorio del Banco Central quedó integrado en su mayoría por jóvenes de La Cámpora designados personalmente por Kicillof.

Sé que en esto voy a sonar terminante, pero ningún Presidente puede sostenerse en el cargo si no tiene el manejo del Banco Central.

Es que el Banco Central cumple 2 funciones que impactan directamente en la vida de todos nosotros.

En primer lugar, el Banco Central es el único ente legalmente autorizado para emitir pesos.

Y desde 2003, cuando asumió la Presidencia Néstor Kirchner, la base monetaria se ha multiplicado 14 veces. Esto significa que desde 2003 hasta hoy, los argentinos tenemos 14 veces más pesos para gastar. Y la consecuencia lógica de semejantes niveles de emisión de pesos es la inflación que sufrimos diariamente.

Macri Grafico Nro.2 30.10.15

 

Para que te des una idea: el promedio mundial de inflación previsto para este año es de 4.4%.

Mientras que la inflación en la Argentina ronda el 30% anual.

Es decir, la Argentina sextuplica el promedio mundial de inflación.

Entonces, si el Banco Central no modifica su política monetaria vamos a seguir con estos niveles de inflación.

Y por otro lado, la segunda función clave del Banco Central es administrar las reservas.

Después de haber pagado el Boden 2015 unas semanas atrás, el Banco Central asegura tener reservas por US$ 25.000 millones.

Pero esta suma es ficticia, ya que la mayor parte de esos dólares están sujetos a compromisos de pago y por lo tanto el BCRA no los puede ni tocar.

Así, deben restarse los encajes en dólares que los bancos privados depositan en el Banco Central.

También deben descontarse las deudas con organismos internacionales, el Swap con el Banco Central Chino, las importaciones ingresadas y aún no pagadas y los llamados “derechos especiales” de giro.

Haciendo todas estas deducciones, las reservas reales del Banco Central ascienden a tan solo US$ 16.000 millones.

En diciembre de 2001, cuando De la Rúa abandonó la Casa Rosada en helicóptero, las reservas del Banco Central eran de US$ 15.000 millones.

Hoy estamos en niveles de reservas prácticamente iguales a los de la última gran crisis que sufrió la Argentina.

Tenemos un Banco Central sin reservas, sin una política monetaria eficiente y manejado por miembros de La Cámpora que se resisten a corregir el rumbo económico.

Amenaza #3:

No va a ser fácil que lleguen inversiones del extranjero.

Uno de los ejes principales de la campaña electoral fueron las inversiones extranjeras.

Es que, hoy en día, la Argentina tiene la inversión extranjera más baja de la región…

Y ante este panorama, tanto Macri como Scioli prometieron que llegarían inversiones desde el exterior.

Pero ni siquiera Macri va a tener fácil la tarea de convencer a los inversores.

La Argentina, tal como está ahora, tiene 2 grandes obstáculos para recibir inversiones.

El primero es el cepo cambiario.

Desde que se decretó el cepo, la inversión extranjera en Argentina se redujo un 56.85%.

El cepo no solo fracasó en frenar la fuga de dólares sino que además espantó a los inversores que hubieran estado dispuestos a poner dinero en el país.

Y el segundo obstáculo para que entren dólares a nuestro país tiene que ver con la seguridad jurídica.

La Argentina es percibida internacionalmente como un país riesgoso para invertir.

Y no es algo que deba sorprendernos si tenemos en cuenta que de los últimos 70 años, la Argentina pasó 36 de ellos en default (incluyendo este último).

Por eso es que la decisión de no pagar la deuda con los Fondos Buitre acrecentó aún más esa imagen negativa que nuestro país tiene en el exterior.

Eso hace que los grandes capitales internacionales, eviten desembarcar en nuestro país… y en cambio opten por destinos más seguros jurídicamente como Perú o Chile.

Fijate este dato: entre 2010 y 2014, Chile recibió US$ 16.000 millones en inversiones POR AÑO.

¿Qué es lo que ofrece Chile que Argentina no?

Seguridad jurídica.

Esto es sencillamente reglas claras, lo primero que exigen los empresarios al momento de invertir en un país.

Por ejemplo, en Chile un dólar equivale a 600 pesos chilenos. Entonces un inversor lleva 100 dólares a Chile y en cualquier lugar le entregan 60.000 pesos chilenos sin ninguna complicación.

En Argentina la situación es diferente: existen al menos 5 cotizaciones distintas para el dólar.

Entonces, el inversor que llega con 100 dólares sabe que ese monto equivale en la calle a casi 1.600 pesos argentinos.

Pero las autoridades se niegan a reconocer este valor y, si uno desea hacer el cambio de manera legal en un banco, solo recibirá alrededor de 955 pesos por esos 100 dólares.

O sea, haciendo las cosas de manera legal, el empresario que quiere invertir en Argentina pierde más del 40% de su dinero.

(Y encima después se encuentra con que el cepo le impide girar sus utilidades libremente).

Y por eso es que, recuperar la confianza de los inversores, será una de las principales tareas de las que tendrá que ocuparse Macri.

Sinceramente creo que la Argentina está frente a su última oportunidad

Cuando Cristina asumió su PRIMER MANDATO, la economía argentina crecía a un ritmo sostenido del 8% anual.

El déficit fiscal todavía no era un problema serio (apenas llegaba al 1.6% del PBI).

Y la balanza comercial cerraba todos los años con superávit: en 2009 llegó a alcanzar ingresos por US$ 16.886 millones.

Eran años en los que los dólares ingresaban a la Argentina con mucha fluidez, tanto que las reservas del Banco Central llegaron a superar los US$ 52.000 millones.

Además, el contexto internacional era sumamente favorable: los precios de los commodities estaban por las nubes y la Argentina era uno de los principales proveedores mundiales de soja, trigo y maíz.

El SEGUNDO MANDATO, en cambio, fue la antítesis del primero. De una economía dinámica pasamos a una economía completamente paralizada.

Tanto es así que en el período 2011-2015 la economía argentina directamente no creció.

La balanza comercial que, durante el primer período de Cristina había mostrado números sensacionales, ahora está en niveles similares a los de 2001 (el año pasado cerró en US$ 6.686 millones).

Las exportaciones son uno de los ítems en los que más se observa el retroceso de la Argentina. Por ejemplo, Uruguay y Paraguay exportan más carne vacuna que nuestro país.

Tan solo el año pasado, el Estado perdió AR$ 230.469 millones (el equivalente al 5.3% de nuestro PBI).  Y para este año, se estima que el déficit va a ser de AR$ 400.000 millones, llegando al 7.6% del PBI (peligrosamente cerca del fatídico 8% que te mencioné).

Esto quiere decir que si Macri resulta electo va a recibir un país en una SITUACIÓN CRÍTICA.

✓ Con un déficit fiscal al borde del 8% del PBI

✓ Sin el apoyo incondicional del Congreso para introducir reformas inmediatas en la economía tal como hacía Cristina Kirchner

✓ Sin el control del Banco Central

✓ Sin la posibilidad de recibir grandes inversiones extranjeras en el corto plazo

Y como si esto fuera poco, además tendrá que asumir el costo político de realizar todos los ajustes económicos que Cristina no quiso hacer durante sus dos mandatos.

Todos los principales economistas del país coinciden en este punto.

Argentina tiene la última oportunidad de convertirse en un país normal y dejar atrás tantos años de políticas populistas.

Es un momento clave de nuestra historia. Por eso es inevitable que a todos nos surjan preguntas:

¿Qué medidas debe tomar el próximo Presidente desde el primer día?

¿Cómo se desactiva esta bomba de tiempo que deja el kirchnerismo?

¿Qué va a pasar con el precio del dólar, las negociaciones con los fondos buitre y el cepo?

Es que todos tenemos dudas de cómo será la Argentina después del balotaje.

Y para que tengas una idea clara de cómo será ese nuevo panorama te he reservado un lugar en un evento muy especial que he preparado.

José Luis Espert te anticipa EN EXCLUSIVA qué va a pasar después del balotaje

Me he contactado con José Luis Espert, el economista más polémico de la Argentina, para que te cuente en detalle todas las medidas que deberá adoptar el nuevo Presidente.

La cita es el próximo lunes 7 de diciembre en la Conferencia on-line “¿La última oportunidad?”.

Por eso es que José Luis Espert te va a anticipar sin pelos en la lengua qué pasará en la economía argentina cuando el mandato de Cristina llegue a su fin.

Es muy importante que entiendas esto: el próximo Presidente estará entre la espada y la pared.

Si mantiene las mismas políticas populistas de Cristina el país se dirige irremediablemente a una crisis terminal. Y si realiza ajustes impopulares como recortar el gasto público y eliminar subsidios, corre el riesgo de un estallido social que le impida terminar su mandato.

Realmente es un esfuerzo muy grande el que realizamos al convocar a una figura tan importante.

Hoy mismo podés asegurarte tu lugar en la Conferencia “¿La última oportunidad?” que tendrá lugar el próximo lunes 7 de diciembre a las 18 horas.

Y no te preocupes si vivís lejos o si no tenés tiempo de asistir, esta Conferencia será en formato Webinar.

Se trata de una conferencia on-line que podrás seguir a través de tu computadora desde cualquier parte del mundo.

E inclusive hemos reservado un momento para que les hagas todas las preguntas que quieras a Espert.

Y si por algún motivo no podés verla en vivo, vamos a grabar la Conferencia y subir el video para que puedas verlo en cualquier momento.

Eso sí, por cuestiones técnicas, sólo 250 lectores de Inversor Global pueden acceder a este evento en vivo.

Así que te recomiendo que reserves tu lugar el día de hoy, ya que los cupos en estas conferencias suelen agotarse rápidamente.

El acceso a la Conferencia online con José Luis Espert es un evento que está disponible para los suscriptores de “El Diario del Lunes”.

Iván Carrino, el editor de este servicio, te va anticipar todas las semanas qué nuevas medidas piensa tomar el Gobierno y cómo van a repercutir en tu vida.

Iván es un especialista en esta tarea: él es egresado de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires y luego realizó una Maestría en Economía en Madrid.

Actualmente es profesor de Economía en 3 universidades de Argentina… y escribe en los principales diarios de economía y finanzas de Argentina: Infobae, El Cronista y Ámbito Financiero.

El trabajo que hace Iván es importantísimo para anticiparse a lo que puede pasar en un país tan incierto como el nuestro.  Para contar con el asesoramiento de Iván solo es necesario suscribirse tan solo por AR$ 104 por mes y podés comenzar a recibir todas sus recomendaciones en tu casilla de e-mail cada semana. A modo de promoción, hoy te ofrecemos suscribirte a “El Diario del Lunes” abonando solamente la mitad de su precio de lista.

Es decir, en lugar de pagar los AR$ 104 mensuales que vale el servicio… vas a pagar únicamente AR$ 52 por cada mes que estés suscripto.

 

Federico Tessore, Director y Fundador de Inversor Global, consultora de economía y finanzas más grande de Argentina con más de 300.000 lectores.

 

http://landings.igdigital.com/sl2/reconstruyendo-argentina/

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *