Una mirada más cercana a la mayor caída de la bolsa de 2015

Crisi China El ABC 22.10.15

A medida que nos introducimos más en el último trimestre de 2015, ¿que se perfila a ser la historia financiera del año?

El pánico bursátil agosto aún está fresco en nuestras mentes, las acciones vieron su mayor caída desde 2011. En un momento, más del 50% de todas las acciones estaban en el llamado territorio de “mercado bajista”.
La causa del pánico era China. Más específicamente, el mercado de valores de China que se desplomó más de un 40% en menos de tres meses.
Billones de dólares de riqueza fueron eliminados en China, mientras que miles de millones más huyeron a otros mercados de valores de todo el mundo.
Por esta razón, se desestabilizaron los mercados mundiales, desde las acciones, el petróleo y las divisas. China ha tenido un enorme impacto este año, en la riqueza de sus ciudadanos.
¿Qué es lo que realmente sabemos sobre el país?
Ya comentamos cómo los inversores – incluso aquellos que poseen empresas sólo en Estados Unidos – se han visto afectados por la reciente desaceleración de China.
Sin embargo, por la importancia de China en los mercados bursátiles mundiales, pocos entienden realmente al país. Después de todo, es una complicada tierra de contradicciones.
• Los inversores (y los políticos) ven su economía en crecimiento como una oportunidad, pero también una amenaza.
• Cuenta con más multimillonarios que los Estados Unidos, sin embargo, es un país comunista confeso.
• Ha desarrollado algunas de las compañías de Internet más valiosas en el mundo, sin embargo, su Internet está altamente controlada y censurada.
La lista sigue y sigue…
Conociendo lo que está sucediendo en China en este momento, es fundamental para nuestro futuro financiero, pero el país es muy difícil de entender… Decidí contactar al mejor experto para una breve entrevista.
Bill Bishop cofundó MarketWatch antes de trasladarse a Beijing en 2005, donde vivió hasta agosto de 2015. Ha sido nombrado una de las “50 personas que dan forma al futuro de la relación entre Estados Unidos y China” y también escribe un boletín diario sobre China. En pocas palabras, creo que vale la pena escuchar a Bill. Seguidamente algunos extractos de nuestra conversación, incluyendo un par de acciones ideas y algunas industrias para evitar.
Eric: Vamos a empezar con la pregunta del millón: ¿Hasta qué punto deben estar preocupados los inversores sobre la desaceleración de China?
Bill Bishop: Depende en qué áreas está la inversión. En general la economía se está desacelerando, y muy significativamente, y no hay soluciones fáciles. La desaceleración es probable que continúe.
Sin embargo, hay focos de la economía que están evolucionando bastante bien. Una de las cosas que suceden que era inevitable, es que China se está rebalanciando hacia los consumidores que impulsan la economía, dando prioridad al consumo. Como parte de ese reequilibrio, comienzan a surgir un montón de oportunidades en torno a temas como las empresas de Internet o los viajes.
Así pues, si usted es un inversionista en empresas como Baidu (NASDAQ: BIDU), de alguna manera se está beneficiando de lo que está pasando con la economía china. Si usted es un inversionista en carbón o en acero, que ha estado en una situación difícil, en los próximos años no surge como con soluciones a la vista.
Eric: Estás hablando de un nuevo equilibrio en el que China necesita para pasar de la evolución de su economía basada en la construcción de cosas como casas y ferrocarriles, al desarrollo de una economía de consumo más en línea con los Estados Unidos. ¿Puede realmente este nuevo enfoque salir de la recesión?
Bill: Antes de los últimos cinco o seis meses con caída del mercado de valores de China, y la revalorización de su moneda, había un montón de confianza en los responsables políticos de China.
Pero entre soportar su burbuja del mercado de valores y el enfoque equivocado para tratar de salvar el mercado llevo a muchas personas que confiaban en el proceso de toma de decisiones en China, a desconfiar repentinamente.
Sigo pensando que la situación es la que hay, y va a ser doloroso. Según los últimos meses, tenemos que empezar a preguntarnos si los responsables políticos del país están a la altura de la situación.
La probabilidad de una crisis ha subido desde hace cuatro o cinco meses.
Eric: La semana pasada en esta columna, describí cómo los inversionistas estadounidenses en empresas como Apple se han beneficiado del crecimiento de China sin invertir directamente en alguna de las empresas chinas. ¿Cómo puede un inversor oportunista aprovecharse de la situación?
Bill: Apple (NASDAQ: AAPL) es una acción que tengo en mi poder. En este momento creo que Apple soporta una posición negativa sobre lo que está pasando en China. De hecho, creo que Apple ha estado inmune y su nueva línea de productos ha sido un auge en China.
Yum Brands! (NYSE: YUM) (propietario de KFC, Pizza Hut y Taco Bell) solía ser una gran manera de invertir en China, tiene abiertas miles de tiendas en el país, pero ahora está luchando. Mucha gente opina que eso se debe a la situación económica China. Pero, muchas de estas empresas han estado en China el tiempo suficiente y no pueden simplemente tener éxito por tener una presencia, tienen que gestionar. Lo anterior sirva como ejemplo de una empresa que inversionistas han añadido a su cartera, debido a su exposición por China, pero su gestión ha sido horrible y no ha seguido al ritmo de la competencia. El hecho es que las cosas son mucho más difíciles en todos los ámbitos. Las compañías con buenos equipos están evolucionando, todavía están haciéndolo bien. Sin embargo, si usted tuviera inversiones en una compañía más o menos y que estaba bastante bien, solo porque todo estaba creciendo,… actualmente está en problemas.
Eric: China es famosa por “pueblos fantasmas” y otros excesos que se han mostrado en programas como 60 minutos. ¿La prensa occidental solo busca contar una buena historia, o la preocupación real?
Bill: Ordos era una ciudad de nueva construcción divulgada en ese segmento de 60 minutos que estuvo vacía, y es un problema. La zona donde se encuentra Ordos está en el lugar equivocado. Piense en el peor zona de la crisis inmobiliaria de Estados Unidos… y este lugar es peor.
Sin embargo, otra “ciudad vacía” mostrada por 60 Minutes, la visite el verano pasado y el lugar estaba en auge.
Algunas de las construcciones de los últimos cinco años tendrán que ser completamente descartadas. Sin embargo, al mismo tiempo, muchas de las nuevas edificaciones chinas están evolucionando perfectamente.
Recordemos, que China tiene 1.400 millones de personas. Tiene un área industrial con un PIB negativo en el cual los mercados de la vivienda han caído un 50% o más. Es un gran problema esas áreas, pero no crea un problema a nivel nacional. Hay que recordar que China es un país grande – mientras que ciertas partes del país podrían estar en crisis, esto no significa que todo el país se derrumbará.
Eric: Gracias Bill, esto ha sido de gran ayuda. Tengo una última pregunta que creo que está en la mente de los inversores. La economía de China se está desacelerando, lo que era previsible. ¿En qué momento esa ralentización puede convertirse en algo más profundo?
Bill: Cuando la gente habla de China, en este tipo de discusión binaria solo se discute auge o contracción. Colapso o éxito. La realidad es que China puede reducir la velocidad de su desarrollo. La idea que la desaceleración del crecimiento económico llevaría al desempleo, la inestabilidad social, y el colapso fue popular hace unos años.
Sin embargo, China ha demostrado que puede crecer más lentamente y mantener las cosas equilibradas desde una perspectiva de la estabilidad social. Mantener el equilibrio puede no ser lo óptimo, sin embargo, no hay colapso a la vista.
Eso es todo de Bill. Espero que hayas disfrutado de su discusión en China.

Eric Bleeker, CFA
The Motley Fool

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.