El desafío de iniciar una Startup: Parte 1

 

Este post lo he escrito luego de un metafórico viaje que estoy a punto de comenzar y que sé que decenas de miles de personas han iniciado antes que yo. Se llega a este punto luego de pelotear con una idea que finalmente me convenció de que es factible y con valor para una gran cantidad de consumidores o usuarios potenciales.

Para llegar hasta aquí he atravesado con éxito un difícil camino de auto-descubrimiento, la reflexión y la duda antes de decidir definitivamente que es sólido y digno de continuidad a lo largo del camino de la investigación y el desarrollo.

El metafórico viaje en la carretera presenta dos opciones claramente antagónicas: uno de la acción y el otro de la inacción. Uno lo vuelve al principio sin haber hecho nada para concretar la realidad del sueño, el otro es un camino oscuro, lleno de preocupación, estrés, desesperación y sólo el potencial de éxito, pero sin un final esperable a la vista. El camino de la acción está lleno de obstáculos que nos desafían constantemente para revertir el curso y volver al proceso inicial. El primer reto de la puesta en marcha de un startup, entonces es simple: hacer algo. Haciendo algo, cualquier cosa, seguimos con la posibilidad de descubrimiento y la oportunidad de aprender.

Hacer algo, es el cambio de paradigma en el pensamiento, necesario para permitir el progreso. Irónicamente la eliminación de la inacción como una opción, lleva tiempo. El mundo moderno ha hecho que sea aún más difícil, ¡no hacer nada siempre ha sido muy fácil! ¿Podemos buscar una idea rápidamente? Para mí estas dificultades proporcionan oportunidades. Al esforzarme en hacer algo, cuando otros están perpetuamente en un estado de inactividad, me da la oportunidad de progresar y desarrollar algo de valor. Siguiendo estos primeros pasos, rompiendo con la carga de la distracción moderna, es lo que se requiere para iniciar el viaje.

El siguiente reto es la idea. Una idea es simplemente eso: un pensamiento o sugerencia en cuanto a un posible curso de acción. No hay ningún valor en una idea, solamente la posibilidad de una solución. Un millón de personas antes han tenido un millón de ideas y millones después tendrán un millón más, lo que es tan especial acerca de la suya, es la posibilidad de que tenga éxito. Si no hace nada una idea siempre seguirá siendo sólo un concepto en su mente sin la posibilidad de transformarla en valor. Al hacer algo, agrega valor inmediatamente. El valor podría ser el descubrimiento de que su idea no tiene futuro, conclusión lograda por la experiencia de la investigación y los datos descubiertos podrían proporcionar valor a las ideas futuras, ya que ha profundizado otras posibilidades.

Actualmente, estoy tomando los primeros pasos inciertos. Tengo una idea, creo en ella y ahora viene la oportunidad de desarrollarla. ¿Avanzo o voy a sucumbir a las presiones y distracciones de la vida moderna? Quién sabe, pero la perspectiva de auto-descubrimiento y desarrollo es lo que engendra la emoción. Soy realista, entiendo que tal vez no sea el momento en que mi idea tenga éxito, pero entiendo que la investigación me dota de las habilidades para que la tenga en el futuro. Esto me lleva al segundo reto de la puesta en marcha de una nueva startup: estar siempre preparado para aprender del fracaso. El fracaso es un paso más cerca del éxito y proporciona valiosa información acerca de lo que creía que era bueno y, que sin embargo no lo es. Sin la posibilidad de fracaso, voy a seguir trabajando a ciegas en la oscuridad, desprovisto de cualquier conocimiento para reflexionar y desarrollar en el futuro. El conocimiento del error cometido, me permite aprender de los errores y poder progresar más firme.

Lo que queda claro es mi inquebrantable confianza en en mis desarrollos, que es un requisito previo en la búsqueda de cualquier esfuerzo empresarial. Mi búsqueda incesante de nuevas oportunidades y medios para revolucionar industrias enteras a través de la innovación / tecnología de punta son las que propulsan el ardiente deseo de sobresalir en todo lo que hago y convencerme de que tengo la oportunidad. Espero que el metafórico viaje concluya en una historia interesante.

“This article originally appeared here. Follow @Chris_Herd for more articles like this.”

Chris Herd

https://medium.com/small-business-forum/the-challenge-of-starting-up-a-startup-part-1-

Medium Daily Digest

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *