La Realidad reclama su primera víctima

“Washington esta mucho más quebrado que lo que pensaba el Presidente Trump”. Mick Mulvaney ,Director de Presupuesto de la Casa Blanca

SÃO PAULO, BRASIL – El viernes, la muy esperada reforma Trump / GOP Obamacare se hundió en el pantano.

Si algo nos impide la quiebra nacional, no será la reforma del derecho.

No bajo Donald J. Trump.

A continuación, la reforma tributaria.

 

Batalla del pantano

 

Una vez más, se aconseja a los lectores no retener la respiración.

Las mismas insulsas batallas empantanadas, con políticos, lobistas, facciones rivales del GOP (Partido Republicano), y el propio presidente Trump, todos ellos rompiéndose mutuamente, probablemente abortaran cualquier reforma seria.

Además, hay un problema más profundo. “Reforma” de impuestos o “recortes”, son inútiles a menos que el gasto también se corte.

De lo contrario, simplemente cambian la carga de un contribuyente a otro … o de los contribuyentes a los consumidores … o de las víctimas de impuestos al público en general.

Y tratar de reducir el gasto es … bueno … difícil.

Y si no se cortar los gastos militares o los derechos …que queda?

No mucho.

Recordamos el júbilo en algunos sectores cuando el nuevo equipo navegó en su triunfo y dejó caer el ancla de la nueva esperanza.

Las fiestas … la fanfarria … las esperanzas de que, finalmente, el gobierno de los Estados Unidos tome un nuevo rumbo.

El PIB de los EE.UU. fue de 14 trillones de dólares en 2009. Hoy en día, es de 18 trillones de dólares. Eso es un aumento del 35%, igual a $ 4 trillones.

Mientras tanto, el Dow subió 200% … un aumento de $ 14 trillones.

Per cápita, los trabajadores no vieron prácticamente ningún aumento en el valor de su principal activo: su tiempo. Pero día y noche, los ricos se hicieron más ricos y mas ricos … sin sudar.

Por cada dólar adicional ganado por la clase obrera en los últimos ocho años, los propietarios de activos financieros – alrededor del 10% de la población – ganaron tres veces más.

Esta distorsión de la riqueza hacia los ricos no es de ahora. No fue causada por los chinos o los mexicanos. O los liberales. O los conservadores.

En su lugar, era el producto de un sistema crédito de dinero que ahora está firmemente apoyado por los republicanos y los demócratas … y todo el Establishiment.

Es también la fuente principal de fondos para el pantano … y para los usufructarios del Estado Profundo que viven de él.

 

Choco contra las rocas

El Sr. Trump prometió un cambio. Pero su administración se dirige a las rocas.

Cumplir sus promesas: drenar el pantano, volver a hacer grande a América, y darle un descanso decente al hombre de trabajo medio – su grupo de bucaneros tuvo que moverse rápido … y corregir audazmente las velas.

Tenía que asumir el Estado Profundo – el “gobierno de la sombra” que realmente controla las palancas del poder – y hacer recortes reales en la burocracia y en el gasto.

También tenia que reformar el falso sistema de dinero. Pero ese siempre fue un objetivo tan lejos, que nunca fue mencionado.

Típicamente, un nuevo presidente tiene el viento de popa … por lo menos por algunos meses.

Pero estamos apenas dos meses en el programa del equipo Trump, y los vientos ya han cambiado. No hay recortes en los derechos en cualquier parte del horizonte, incluido el sistema O’care.

El Sr. Trump ahora culpa a los republicanos conservadores del Grupo de la Libertad (los chicos del Tea Party) por bloquear la reforma del cuidado de la salud del Partido Republicano. Y le resulta difícil conseguir partidarios  para cooperar.

Sorpresa, sorpresa.

En cuanto a los demócratas, olvídalo: los acuso de espiarlo . No habrá muchos partidarios cruzando el pasillo para ayudar al tipo.

Soplando el vendaval

El Sr. Trump, el autoproclamado negociador extraordinario, está descubriendo que conseguir que el buque del Estado vaya a donde quiere no es fácil.

Una cosa es hacer un trato en el mundo de los negocios. Otra en el mundo de la política.

Y cuidado … Un verdadero vendaval podría estallar …

Los mercados, tan benignos y útiles hasta ahora, pronto podrían volverse contra él.

Por lo que vemos ahora, parece que el mercado de bonos estadounidenses alcanzó su máximo en julio pasado … y las acciones estadounidenses alcanzaron su máximo el 1 de marzo.

La caída de los precios en Wall Street conducirá a algunas caras largas. Y a medida que caen, se puede esperar algunas llamadas a la Fed a invertir el curso – a tasas de interés más bajas en lugar de elevarlos.

Pero hay un mal viento alrededor.

La última lectura del rastreador privado de inflación PriceStats -que basa sus lecturas en millones de precios en línea- pone los precios de hoy un 3,6% más que los de hace un año.

En ese nivel, será difícil para la Fed NO continuar con su alza de tasas. Y será difícil para los precios de acciones y bonos no caigan.

Y será difícil para la Fed NO encontrar que, también, entre en conflicto con la administración Trump.

Podemos ver el tweet que viene: “Acciones y bonos cayendo. Economía entrando en una recesión. Los trabajos desaparecen. Y la Fed no bajará las tasas. ¡Explocion!”

Bill Bonner

 

https://www.capitalandconflict.com/economics/swamp-claims-first-victim/

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *