Inversionista Angel : El plan de Theresa May para un Brexit a medida es “un gran error”

 

El deseo del gobierno de un Brexit a medida, en lugar de uno basado en un modelo existente, es un “gran error”, dice Joe Zammit-Lucia.

La estrategia del gobierno del Reino Unido, de un Brexit a medida ha evolucionado un tanto en los dos años desde el referéndum. Por ejemplo, después de insistir en que se podía negociar un acuerdo para cuando Gran Bretaña deje la UE en 2019, ahora ha acordado un período de transición que durará hasta el final de 2020. También ha hecho concesiones en todo, desde el estatus de los ciudadanos europeos, hasta una separacion de pagos.

Sin embargo, una cosa sobre la que la primer ministro ha sido relativamente constante es su deseo de un acuerdo “a medida”, en lugar de una relación basada en cualquiera de los modelos existentes (como Canadá, Suiza o Noruega).

Joe Zammit-Lucia, inversor ángel (alguien que hace grandes inversiones en empresas no cotizadas) y jefe del grupo de expertos centrista Radix, cree que esto es un gran error. Tratar de negociar un trato a medida, de forma indirecta, es algo así como “gastar una gran cantidad de dinero en un traje a medida, en lugar de comprar uno de forma estándar”, dice.

Zammit-Lucia ha publicado recientemente un informe titulado A Very British Brexit: A Roadmap, con Nigel Gardner y Nick Tyrone. En él, argumentan que, al menos inicialmente, tendría mucho más sentido para el Reino Unido abandonar la UE a través de la membresía EEA(European Economic Area, una zona libre creada en 1994, conformada por los estados de la  European Union conjuntamente con  Islandia, Noruega , y Liechtenstein. / EFTA (European Free Trade Association), e incluso considerar permanecer como miembro de la unión aduanera (de la que Noruega no es miembro).

Debido a que tal sistema ya existe, sería “más fácil para el Reino Unido adaptarse a  ese trato”, especialmente en comparación con los beneficios “inciertos y teóricos” de un Brexit más difícil. Al mismo tiempo, la “opción de Noruega” es también la mejor manera de “mantener el potencial para el comercio sin fricción”.

Por supuesto, si las cosas van mejor de lo esperado, y parece que podríamos beneficiarnos de un acuerdo más flexible, tener algo en marcha fortalecería nuestra posición en cualquier intento de crear un acuerdo más personalizado (similar a la estrategia “flexible” del Dr. Richard North). )

Además de ayudar a mantener el acceso al mercado único y de darnos flexibilidad para seguir nuestros propios acuerdos especiales más adelante (si así lo deseamos), Zammit-Lucia argumenta que el modelo EEA también “tiene en cuenta la mayoría de las líneas rojas de Theresa May”. “- por ejemplo, reemplazar al TJCE con el Tribunal de la AELC (como se discutió hace dos semanas). De hecho, al permitirnos retener la capacidad de influir en el debate sobre la legislación, en realidad nos haría menos reticentes que el actual acuerdo de transición, lo que nos da al lado de ningún poder para influir en la dirección de la legislación de Bruselas.

Por supuesto, un área en la que la membresía del EEA no cumpliría con los objetivos de Theresa May es la inmigración, ya que se nos exigiría permitir que los ciudadanos de la UE vengan al Reino Unido para buscar trabajo. Sin embargo, Zammit-Lucia piensa que los problemas actuales con el sistema son el resultado de que los sucesivos gobiernos se niegan a aprovechar el espacio que las reglas actuales nos brindan.

Por ejemplo, en virtud del Tratado de Roma tenemos derecho a devolver a cualquier inmigrante europeo que haya estado sin trabajo durante más de tres meses. De hecho, la libertad de movimiento no ha detenido a Bélgica de “devolver masas”, aunque tal sistema podría requerir algún tipo de tarjeta de identificación.

Lamentablemente, Zammit-Lucia admite que “es poco probable que Gran Bretaña opte por una solución basada en la pertenencia al EEE”. La negativa a buscar un “equilibrio razonable”, así como la continua incertidumbre que rodea al Brexit en general, “ha convertido a Gran Bretaña en un destino mucho menos atractivo para la inversión”.

Incluso muchos de los beneficios del Reino Unido, como una mano de obra calificada y un mercado laboral flexible, que facilita contratar y despedir personas, son insignificantes cuando se los compara con la posible interrupción causada por abandonar el mercado único, especialmente cuando la UE está endureciendo su reglas sobre protección de datos. Como él lo dice “¿por qué correr el riesgo”?

Como un ángel inversor, Zammit-Lucia ha experimentado este cambio de actitud de primera mano. De hecho, sus “constantes discusiones” con las personas que dirigen las diversas compañías en las que invierte, han revelado que son mucho menos positivas acerca del Reino Unido.

De hecho, en una empresa ubicada en el Reino Unido recientemente se tuvo que elegir entre expandir su oficina central o invertir en sus subsidiarias italianas. Terminó eligiendo este último ya que consideró que esta sería la mejor manera de preservar sus relaciones con el continente, especialmente dado que la UE está introduciendo nuevas reglas en torno a la protección de datos, lo que podría llevar a que la empresa quede aislada de los mercados de la UE.

 

Matthew Partridge – Abril 2018

https://moneyweek.com/bespoke-brexit-plan-is-a-big-mistake?

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *