Acuerdo entre Rusia y Arabia Saudita: Consecuencias para el mercado del petróleo

    

Rusia y Arabia Saudita acordaron diez días atras congelar la producción de petróleo en los niveles actuales en razon de la sobrecarga de la oferta mundial.

Esto tiene sentido siempre y cuando todo el mundo este de acuerdo en hacerlo también. Caso

contrario no suena muy eficaz.

Pero tal vez eso no importa …

Un acuerdo sobre el petróleo sin muchas consecuencias

Diez días atras, Arabia Saudita, Rusia, Qatar y Venezuela acordaron congelar la producción de petróleo en los niveles actuales.

Tanto Rusia y Arabia están bombeando a niveles casi récord, así que esto no es realmente un gran sacrificio. Tenemos que estar despiertos para descubrir si dicha medida tendrá un efecto real.

En resumen, no hay razón para esperar que el pacto entre Rusia y Arabia Saudita influya en el suministro de petróleo real. El Financial Times señala: “El acuerdo no reducira un solo barril de petróleo del mercado para aliviar el exceso de producción que ha impulsado la baja de los precios del crudo hasta en un 70% desde el verano de 2014.”

Irán ha dado ha dado una “cautelosa bienvenida”, informa el FT, pero no está planeando unirse teniendo en cuenta que apenas ha recuperado el pleno acceso a los mercados mundiales del petróleo.

En esencia, no hay un gran volumen de cambio en el mercado del petróleo.

Pero no estoy seguro de que eso sea lo que importa ahora, al menos no desde el punto de vista del inversor.

En realidad, todo lo que ha pasado es que Rusia y Arabia han confirmado lo que todo el mundo ya sabía. Hay una gran cantidad de petróleo en el mundo y que va a seguir siendo una gran cantidad de petróleo en el mundo.

Esto no es noticia. Ya se sabia.

Antes del verano de 2014, todos estaban de acuerdo que cartel del petróleo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) no permitiría que el precio del petróleo caiga por debajo de $ 100  el barril. Eso parecia lógico para mucha gente. Pero también era un sinsentido. Los altos precios (y el crédito barato) anima a los productores a bombear tanto como pudieran. Se incrementó la oferta. Y los precios cayeron.

Hoy en día, la creencia popular es que hay un “exceso” de petróleo. (Hay una idea extra para mucha gente, que argumenta que el precio ahora está limitado por la producción de esquisto de los Estados Unidos. Tengo dudas sobre esta idea, pero la amplia aceptación de esta, cada vez mayor, me hace pensar cómo podría estar equivocado. )

Los productores no han podido dejar de vender petróleo, porque necesitan el dinero.

Pero este estado de cosas puede continuar durante bastante tiempo. Según FT, el hecho de que Arabia Saudita y Rusia esten hablando (es el primer acuerdo de este tipo entre un miembro de la OPEP y otro que no es miembro desde hace 15 años), demuestra que los productores se están debilitando.

Pero, debemos notar el hecho de que el repunte del precio del petróleo después de la decepción inicial por la falta de un acuerdo, también sugiere que los inversores podrían estar empezando a pensar lo mismo.

La situacion se podría reactivar

No estoy diciendo que es hora de acumular acciones de petróleo necesariamente, los precios seguirán manteniendose bajos durante mucho más tiempo de lo que pensamos, la situación seguirá difícil.

Sin embargo, estaría vigilando a los jugadores más fuertes del sector. Y también sospecho que podríamos estar entrando a un comercio más amplio de “reactivación”.

La gran historia en este momento en la mente de todos son las tasas de interés negativas, estancamiento, desaciertos de los bancos centrales para estimular, la desaceleración de China, una recesión en Estados Unidos… la deflación, la deflación, la deflación.

La última encuesta de Bank of America Merrill Lynch, de los gestores de fondos lo confirmó. Los gerentes se aferran a más dinero que en cualquier momento desde 2001. Las operaciones más comunes son de dólares a largo plazo, a corto plazo en petroleo y lo mismo para los mercados emergentes.

Pero en el fondo, estamos viendo un cambio cauteloso en el sector minero. La Reserva Federal está dando una suave aceptación a la idea de aumentar las tasas de interés, al menos durante el tiempo de inestabilidad del mercado, lo que significa paralizar la fortaleza del dólar de EE.UU. – una de las mayores fuerzas deflacionarias en el mundo durante los últimos 18 meses. Tambien hay señales tentativas de un rebote de los mercados emergentes.

Como siempre en los mercados, cuando todo el mundo está tomando un punto de vista, vale la pena estar en el lado opuesto.

John Stepek – MoneyWeek

Money Week 29.02.2016

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *